Quedan días ::

DON GIOVANNI de Wolfgang Amadeus Mozart

Teatro Principal - Requena -

POR PROBLEMAS DERIVADOS CON EL CORONAVIRUS SE HA SUSPENDIDO LA GIRA DE LA OPERA  EN TODA ESPAÑA

EN BREVE NOS PONDREMOS EN CONTACTO CON LAS PERSONAS QUE HAN COMPRADO SUS ENTRADAS PARA PROCEDER A SU DEVOLUCIÓN.

PUEDEN PONERSE EN CONTACTO CON NOSOTROS EN EL MAIL INFO@ENTRADAONLINE.ES

 

 

 

Don Giovanni de Wolfgang Amadeus Mozart
Solistas, Orquesta y Coros de la compañía lírica OPERA 2001
Coproducción Opera de Massy (Paris-Sud)
Dirección musical: Martin Mázik / Constantin Rouits (Opera de Massy)
Dirección de escena: Matteo Peirone y Gualtiero Ristori
Dirección artística: Luis Miguel Lainz
Diseño vestuario y decorados: Alfredo Troisi
Decorados: Escenografía Barbaro (Florencia – Italia)
Vestuario: Sartoria Arrigo (Milan – Italia)
Calzado: Calzature di Epoca (Milan – Italia)
Pelucas: Artimmagine (Nápoles – Italia)

REPARTO
DON GIOVANNI , barítono // Luca Dall’Amico, Paolo Ruggiero ,Thomas Weinhappel
LEPORELLO, bajo //  Alberto Bianchi ,Nicola Ziccardi
DONNA ANNA, soprano // Yeonjoo Park, Natalia Rise
DONNA ELVIRA, soprano //  Héloïse Koempgen, Viktoria Varga
ZERLINA, soprano // Francesca Bruni, Mar Esteve i Rodrigo
DON OTTAVIO, tenor//  Haruo Kawakami, Francesco Marsiglia
MASETTO, bajo-barítono //  Gianluca Failla
EL COMENDADOR, bajo //  David Cervera

* Este reparto es a título provisional, podrá sufrir cambios

SINOPSIS BREVE: DON GIOVANNI

Don Juan, un amante insaciable, recibe al fin su merecido.
Don Giovanni, con ayuda de su sirviente Leporello, intenta seducir a Donna Anna, para lo cual mata a su indignado padre “El Comendador”. Luego huye del novio de la joven ( Don Octtavio ) que lo persigue para vengarse. Se encuentra brevemente con una relación anterior ( Donna Elvira ), a la que elude, dejando a su sirviente para dar las explicaciones. Mientras continua escapando, aparece en medio de una boda de aldeanos en donde seduce a la joven novia ( Zerlina ) hasta llevarla a la alcoba. Zerlina logra huir dando gritos y Don Giovanni es arrinconado por sus enemigos, pero logra nuevamente huir.
Don Giovanni intercambia atuendo con Leporello para eludir otra vez a Donna Elvira y concretar un encuentro con su doncella. Pero cuando Donna Elvira ve a Leporello creyéndole Don Giovanni se arroja a sus brazos.
Don Giovanni se enfrenta a la estatua del padre de Donna Anna y lo invita a comer, pero para sorpresa de él y su asistente, El Comendador aparece ante la mesa y con gran estruendo, tras intentar conseguir el arrepentimiento de Don Giovanni , lo arrastra hasta las profundidades.

ARGUMENTO
LA ACCIÓN SE DESARROLLA EN SEVILLA

ACTO I

Cuadro 1

Leporello está al acecho delante del palacio donde Don Giovanni ha entrado para seducir a Doña Anna. La joven aparece cogida del brazo de don Giovanni que trata de escapar guardando el anonimato. Ella pide ayuda. Leporello se preocupa.

El Comendador surge y ordena al desconocido : «¡déjala, indigno; pelea conmigo!». Don Giovanni se niega al principio; y exasperado le da un golpe a su criado que guarde silencio.

Doña Anna acompañada de Don Ottavio llega para ayudar a su padre.

Descubriéndose sin vida, cae desmayada. Don Ottavio y los criados la socorren. Cuando recobra el sentido, hace jurar a Don Ottavio que vengue la muerte de su padre.

Cuadro 2

Por la mañana temprano, en la calle Don Giovanni sale de su casa. Se impacienta : Leporello quiere hablarle pero no se atreve. Una vez tranquilizado, se permite decirle lo que piensa : «¡…la vida que lleváis es la de un picaruelo!». A pesar de su promesa, Don Giovanni le ordena que cierre la boca y le expone sus próximos planes para una nueva conquista.

Una dama llega. Don Giovanni se esconde para vigilar sus movimientos. Es Doña Elvira; está buscando al que la abandonó : «quiero arrancarle el corazón”. Don Giovanni se dispone a consolarla. Leporello sarcástico : «así, consoló a mil ochocientas». Don Giovanni sale a su encuentro y entonces se reconocen : ¡Don Giovanni! ¿Tu aquí? Monstruo, traidor…».

Doña Elvira le recrimina su conducta y Don Giovanni, para escapar de esa situación, pide a Leporello que la explique los motivos de su Conducta. Mientras que Leporello «entretiene» a la dama, Don Giovanni consigue huir.

Leporello, con cinismo y sorna, le expone detalladamente la lista de todas las conquistas de su señor. Lo pobre está indignada. Zerlina y  masetto, con sus amigos, aparecen en la plaza. Es el día de su boda. Don Giovanni se interesa de muy cerca por Zerlina; los invita a una fiesta, ordena a Leporello que los lleve a su palacio y que entretenga a Masetto.

Masetto no tiene ninguna gana de alejarse dejando sola a Zerlina con Don Giovanni. Pero este último no vacila en amenazar : «Si en seguida, sin protestar, no te marchas, Masetto, ten mucho cuidado, pues te arrepentirás». Masetto está obligado a ceder. Una vez solos, Don Giovanni comienza a seducirla.

Zerlina resiste, desconfiada, y al final se deja persuadir por una promesa de matrimonio. Aparece Doña Elvira :»llego a tiempo para salvar a esta pobre inocente…». Se lleva a Zerlina, dejando Don Giovanni perplejo : «¡Todo me sale mal hoy!».

Saliendo del palacio del Comendador, llegan Doña Anna y Don Ottavio.

Piden su ayuda a Don Giovanni que acepta. Doña Elvira les aconseja no se fíen de él. Don Giovanni intenta hacerles creer que Doña Elvira está loca y trata de alejar a Doña Anna y Don Ottavio que no saben a quién creer.

Don Giovanni consigue alejar a Elvira y se marcha prometiendo su ayuda a Doña Anna : «¡Perdonad bella Doña Anna! ¡Si os puedo ayudar, os espero en mi casa. Amigos, adiós!». Doña Anna se encuentra mal. Acaba de reconocer la voz : «¡O Dios! ¡Es el asesino de mi padre!». Le cuenta a Don Ottavio esa noche fatal y le pide de nuevo que la vengue. El joven le promete ó desengañarla ó vengarla.

Cuadro 3

Delante de la casa de Don Giovanni. Leporello ha decidido dejar el servicio de su señor. Don Giovanni llega.

Leporello le cuenta los últimos acontecimientos : mientras que distraía a Masetto y la boda, Zerlina llegó con Doña Elvira que le contó quién era Don Giovanni. Este consigue atraerle fuera del jardín. Don Giovanni está contento de como salen las cosas. Ordena a su criado que organice una gran fiesta con el fin de agrandar su lista en una decena…». Una vez más, Leporello sigue a su servicio.

Masetto está furioso ya que cree que ella le ha sido infiel el mismo día de su boda; Zerlina consigue seducirle de nuevo cuando vuelve Don Giovanni para a invitar los de la boda a una fiesta.

Masetto, con el fin de saber lo que realmente ocurrió, se esconde. Zerlina también intenta escapar del seductor pero Don Giovanni los encuentra a los dos y los lleva al baile. Tres personajes, disfrazados con máscaras, llegan. Se trata de Doña Elvira, Don Ottavio y Doña Anna que se dirigen a la fiesta con la intención de poner al descubierto sus fechorías.

Cuadro 4

(Mientras tanto), en la casa de Don Giovanni : Después de rendir honores a los tres enmascarados, Don Giovanni ordena que se reanude la fiesta. Mientras que Leporello intenta distraer la atención de Masetto, Don Giovanni se lleva a Zerlina a otra habitación. Inmediatamente se escuchan gritos de auxilio por parte de Zerlina y, Masetto, Don Ottavio, Doña Elvira y Doña Anna le socorren. Don Giovanni intenta hacer creer que el culpable es Leporello, pero nadie le cree.

ACTO II

Leporello no está de acuerdo con la forma de actuar de Don Giovanni y está decidido a abandonarle. Pero Don Giovanni le hace cambiar de parecer ofreciéndole cuatro monedas más.

Leporello quisiera que Don Giovanni olvidará a las mujeres; Don Giovanni contesta: «tu sabes que para mí, son más necesarias que el pan que como, que el aire que respiro». Le explica : «el que sólo tiene a una mujer es fiel, pero es cruel con las demás».

Cuadro 1

En la calle, al anochecer. Don Giovanni quiere intercambiar su ropa con la de Leporello para intentar seducir a la doncella de Doña Elvira. Leporello obedece a Regañadientes. Doña Elvira se asoma a la ventana de su casa. Don Giovanni decide aprovechar la ocasión y, escondiéndose detrás de su criado, se dirige hacia ella pidiéndole perdón, pues confiesa estar arrepentido. Mientras tanto, Leporello subraya con sus ademanes las palabras que su señor pronuncia escondido. Doña Elvira cae en la trampa y decide bajar; ya en la calle, Leporello empieza a cortejarla.
Don Giovanni se impacienta y, fingiéndose un malhechor, ahuyenta a la pareja.

Una vez libre de intrusos, Don Giovanni inicia su serenata para la doncella de Doña Elvira; pero apenas la ha finalizado, llegan Masetto y unos campesinos en busca de Don Giovanni para matarle. Don Giovanni, disfrazado con la ropa de Leporello, se une a ellos incitándolos a dispersarse quedándose a solas con Masetto. Lo somete a una dura paliza. Zerlina reconoce la voz de Masetto y le consuela.

Cuadro 2

En el patio del hotel del Comendador donde se han refugiado Leporello, Don Giovanni y Elvira. A lo lejos se ven antorchas. Leporello quiere huir pero no encuentra la puerta… Eran Doña Anna y Don Ottavio, escoltados, que volvían.

Zerlina y Masetto piensan reconocer a Don Giovanni y entran en el patio. Las dos parejas quieren matar al que toman por Don Giovanni.

Pero Leporello revela su identidad ante el estupor general y apelando a la piedad consigue huir. Don Ottavio afirma no tener ya ninguna duda sobre la maldad de Don Giovanni y pide que alguien cuide a su amada mientras él va a buscar a la justicia.

Cuadro 3

Delante de una estatua donde Don Giovanni descansa después de haber huido. Las dos de la madrugada.

Don Giovanni se encuentra con su criado. Le cuenta su última aventura amorosa y se ríe de ella. De pronto, una voz de ultratumba le avisa de que dejará de reír antes del alba. Leporello tiene miedo mientras que Don Giovanni piensa que es una broma.

Don Giovanni, enfurecido, registra los alrededores pero solamente encuentra la estatua del Comendador y obliga a Leporello a leer la inscripción que figura en el pedestal. Sin atemorizarse por lo que acaba de oír, obliga a su criado, a punta de espada, a invitar a la estatua a cenar, a lo cual ésta accede. Aterrado el criado y sorprendido el señor, los dos hombres abandonan el lugar.

Cuadro 4

En el gran salón, en el Palacio del Comendador, donde Doña Anna es sorprendida por Don Ottavio, buscando a su padre.

Don Ottavio quiere tranquilizarla y le pide que acceda a casarse con él. Ésta le contesta que tendrán que esperar a que pase el período de luto.

Cuadro 5

En la sala grande, donde Don Giovanni cena, los criados ponen la mesa y unos músicos tocan. Don Giovanni está cenando. Hambriento, Leporello roba una pechuga de faisán. Llega Doña Elvira que pide de rodillas a Don Giovanni que cambie de vida. Burlándose de ella, le invita a cenar. Indignada, se marcha y de pronto se oye un grito. Leporello va a ver lo que pasa y atemorizado le cuenta a su amo que se está acercando la estatua. Entra la estatua y Don Giovanni ordena a Leporello que sirva otro cubierto. Pero la estatua le invita a cenar y le pide que estreche su mano para rubricar el acuerdo. Al hacerlo, siente que un frío mortal le invade. La estatua le ofrece la oportunidad de arrepentirse, a lo
cual Don Giovanni se niega. Está desaparece, y con ella Don Giovanni.

C/ las Cruces 11, 46340 Requena
{price}€